ZONA GANJAH: MUSICA CONSCIENTE A 432 Hz

Cualquiera que me frecuente ultimamente sabe que en los últimos meses no he parado de afirmar con mucho énfasis que ZONA GANJAH son los putos mejores, que no habría que escuchar otra cosa.

Algunos profanos en música me pregunta a veces: Pero tu ¿De donde sacas esa música? Y no se bien que contestar. Al final acabo medio embrollado confesando que son multitud de hechos circustanciales algunos de tamaño mínimo pero que acaban convirtiendose en nuevas canciones, bandas y acontecimientos enormes en mi vida.

Todo comenzó hace un año. Con la llegada del veranito me vinieron las consabidas ganas de exponerme al influjo del reggae, y en un momento visionario un resplandor de luz me atravesó y pensé en hacerme con algo de reggae latino, reggae en español. Me descargué un compilado y en una de esas primerizas escuchas me quedé con el soniquete mágico de uno de los temas y lo identifiqué como uno de los buenos. De título: “VIBRA POSITIVA”

Siempre, desde joven me gustó Bob Marley, pero apenas conocía nada mas sobre el Reggae. Buen rollo, rebelión, buena vibra, pero nunca fuí mas allá. En 2005 hubo un acontecimiento que cambió nuestras vidas. Pillamos un avión y nos fuimos lo mas lejos que jamás he estado de casa: Isla de La Reunión, en pleno Océano Índico a 800 km al Este de Madagascar. Por tiempo indefinido.

Fue allí, durante mas de dos años, que comprendí el sentido del Reggae. Y recuerdo perfectamente el momento. Tengo impreso -como una postal plantada a un palmo de mi cara- el deslumbrante azul y el verde intensos del cielo y de la abundante vegetación que se divisa desde la terraza de mi vecino Yann, un chaval “creole” que acababa de conocer hacía media hora. Estaba en el terreno de su casa con su hermano y con su primo, ambos sin camiseta ni zapatos. Me pasaron un petardo rulado a la manera Reunionesa (con todo lo que ello supone) la música Reggae sonando de fondo, y ahí fue la primera vez que me sentí “Irie” en mi vida. Al fin capté la parsimonia del reggae. De como esta necesita de esos tipos que “pasan de todo”, sin chancletas, que no hacen nada mas que pasar el día. Y me gustó. Me gustó ese pasotismo, me di cuenta de que eso es propio de LA ISLA, de cualquier isla. Esa diferencia de modelo. Y me he dedicado mucho a investigar sobre la influencia de Bob Marley y la música Reggae en el planeta Tierra, y les puedo asegurar que allá donde hay una isla allí habrá un rasta, una bandera de Jamaica y una imagen de Bob Marley. Es uno de los fenómenos mas universales.

Conocí a varios Rastafaris verdaderos, especialmente a uno que vivia en una cabaña casi dentro de un rio a 100 metros de una cascada espectacular. Iba en taparrabos, se pegó unos bañitos en la cascada, y se echó una siestecita como una lagartija en unas rocas al Sol. Y fue él quien me enseñó la MITICA expresión “YES I”

Acudí a ver a bastantes bandas de reggae locales, género mayor en la isla. Comprobé como el reggae se fusiona con todo. De alguna manera el sentido musical del reggae me había llegado.

El culmen llegó en el concierto de la leyenda del reggae el magnífico “Burning Spear” ante 7.000 personas. Familias enteras de rastafaris, desde la abuela hasta los nietos, en primera fila. Gente con dreadlocks hasta el suelo, y una espesa nube de humo blanco como yo nunca jamás había visto, a pesar de ser un evento al aire libre. Con todo este batiburrillo comencé a reflexionar sobre el sentido espiritual de la música reggae, la cultura rastafari, y solo podía encontrame frente a la convicción de que es un rollo sano, simple, roots. Lleno de magia y accesible a la cultura popular.

Tiempo despues, a mi regreso de la etapa por esas islas, me di cuenta de lo absurdo que había sido en mi vida no haber escuchado apenas música en castellano. Y por eso algún año despues, al llegar el verano, me dió por bajar algo de reggae en castellano, y no seguir con el anglosajón. Tuve la suerte de casualmente caer sobre ese recopilatorio, podía no haber sido así, pero lo fue. Podía haberme pasado desapercibido, pero uno ya tiene un radar muy fino para descubrir temazos incluso entre el griterío de los crios en casa. Y es gracias a la suma de todos estos factores mas o menos relevantes como descubrí a los Zona Ganjah, y toda la música que descubro y se encuentra por aquí. Mucha tela.

Desde ahí todo es historia. Ha sido la primera vez que me pongo una canción como melodía de llamada para el teléfono movil. Se ha convertido en la banda sonora de fondo en este último año. Me ha acompañado en numerosos paseos por el bosque, junto a un rio. Me ha literalmente evadido a terrenos de consciencia, encontrando la sinergia perfecta entre música y pensamiento. Escuchar música para pensar. ¡Qué barbaridad! Pero así es. Cuando las canciones se sienten de esta manera consciente, no tan sensorial, cuando te atraviesa el flujo de pensamiento y se hace con el. Se convierten en experiencias transformadoras, de verdadera sanación y cambio. Son conscientes. Se convierten en vivenciales.

Muchas veces he pensado que los Zona Ganjah de lo perfectos que son, son un invento de la CIA para agruparnos en un ghetto y prendernos fuego a todos juntos, o simplemente fomentar el que nos automarginemos.

Pero no es así, esto que está sucediendo es verdad.

ATENTOS: 1.500.000 SEGUIDORES EN FACEBOOK DESDE LA MAS ABSOLUTA Y PRIMARIA AUTOGESTION. Sin promoción, sin radio formulas, video-clips, sin discos en las tiendas. Que tomen nota algunos. La clave ni siquiera reside en el modelo de gestión, se trata de la actitud y de su reflejo en buenas canciones. Es escalofriante oir en una entrevista decir a su alma mater Jose Gahona (compositor y vocalista) hace unos años, que el sabía que tenía que hacer su camino y sacar a la luz estas canciones, este mensaje, porque creía en el, sabía que este es el mensaje y la gente solo tenía que escucharlo para que comenzara a sentir adhesión por esa música o experiencia. Y es lo que está pasando: un millón y medio de seguidores en Facebook, el doble que por ejemplo un gurú de la divulgación científica como Eduard Punset.

Es fascinante la historia de tantas bandas que se han creado en los últimos años en América Latina desde la llegada de los ordenadores y sus recursos: bases programadas, samplers, método pro-tools, todo ello fusionado con cantidad de músicas de bases diferentes. Vease reggae, hip-hop, folklore… La filosofia de estas formaciones se resume en:

EN CADA ESQUINA DE TU BARRIO UNA BANDA = BASE PROGRAMADA+ LO QUE SUCEDA EN LA ESQUINA DE TU BARRIO.

Zona Ganjah son uno de esos. Con neta influencia del hip-hop, lo que sea… Pero es reggae, puro reggae, tocado, lleno de cencerros. Para mi es perfecto, engancha mogollón, suena de cojones, a veces un poco agitanao, pero fantástico para aquel que esté dispuesto a enfrentarse a esta música de manera consciente, para lo cual se tiene que estar absolutamente fuera de prejuicios. Umami. Una revolución.

Métanse de lleno en la vibra, déjense de polladas y de dinosaurios del rock. No se dejen impresionar por la figura de JAH, no lo vean como un Dios, sustituyan esa palabra por cualquier otra fuente de inspiración que les agrade: el nombre de su madre, el de su hijo, su equipo de fútbol, o el nombre de su banco. Y ahí lo tienen. Buscar estar en paz, tranquilo, en armonía con la Naturaleza, vibración positiva, apego a las pequeñas cosas, a este instante… y al concepto supremo del I&I. Algo así como reconcentrarse en uno mismo y tener a dios dentro de uno. Una super-flipada.

Diccionario Rastafari de bolsillo

DESCARGA ZONA GANJAH: ESTO NO ES UNA SECTA


5 pensamientos en “ZONA GANJAH: MUSICA CONSCIENTE A 432 Hz

  1. Volver a leerte, escuchando a Zona Ganjah (Joder pero que letras!) me ha dejao calvo te lo juro… Se me han erizado tanto los pelos que han salido disparados!!

  2. JAJAJA! Me acaban de caer unos pelillos, han llegado hasta aquí.
    QUE GRAN HONOR Don Pixar! Este comentario valdrá millones algún día.
    HAY QUE VERSE YA! Pero necesitamos una semana entera por turnos rigurosos de 2 horas de palabra cada uno.

    VAMOS!
    VIVA Z.G!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s